jueves, 25 de septiembre de 2008

EL ALMA DE MI PUEBLO



Desovillando a mi pueblo

"Honduras de quebradas y silencios,
arenales sedientos y bravíos,
cardonales vigías en horizontes,
lloros de cerros escondidos...
así es el alma de mi pueblo.

Promesante con fe de peregrino,
caminante incansable de recuerdos,
alforja cargada de esperanzas,
con el ritmo del tun-tun de las cajas...
así es el alma de mi pueblo".

Enrique Angelelli

1 comentario:

Máximo Ballester dijo...

Preciosa letra!
Lloros de cerros escondidos: qué acertado es esto.

Un abrazo.