sábado, 15 de agosto de 2009

COMO UN PUENTE DE MADERA



Soy el último poeta de la aldea,
mis cantos son humildes como un puente de madera.
Asisto a la misa final entre abedules
que inciensan el aire con sus hojas.
Se extinguirá la dorada llama
de este cirio de cera humana
y el remoto reloj de la luna
gruñirá mi postrer campanada.
Pronto saldrá el huésped de hierro
al sendero del campo azul,
sus negras manos recogerán
la avena derramada por la aurora...

Serguei Esenin

4 comentarios:

Anibal dijo...

me gusto el blog, y las fotos acompañadas de palabras. saludos
Anibal

ana llaneras dijo...

de curiosa me metí en tu blog...me encantaron tus fotos.!!!

Jorge Zanguitu Fernández dijo...

Gracias por pasar y dejar tu comentario, un abrazo

patricia ferriols dijo...

Muy buena la perpectica de ese puente Jorge y está acompañado de un bellísimo poema . Todo armónicamente integrado ... como siempre y como es de esperar de vos.
Saludos Patricia.