sábado, 5 de diciembre de 2009

A LA DESIERTA PLAZA



A la desierta plaza
conduce un laberinto de callejas.
A un lado, el viejo paredón sombrío
de una ruinosa iglesia;
a otro lado, la tapia blanquecina
de un huerto de cipreses y palmeras,
y, frente a mí, la casa...

Antonio Machado

No hay comentarios: