domingo, 27 de marzo de 2011

INFINITO



Madre.
Horizonte.
Soledad.
Llanura franca al sol que sólo sabe de tu curva...Cuna, sepulcro y sustento.
Creadora del gaucho afirmativo, del caballo amigo de la distancia,
del puma escondido y del chajá ascendente.
Pretexto de vagabundas ansias de partir sin meta...
¡Tú que das resignación al pequeño, empampado de infinito!

Ricardo Güiraldes

No hay comentarios: