jueves, 26 de mayo de 2011

EL SECRETO



...Las luces no son tan vivas que logren desvelar el secreto,
el secreto que los hombres que van y vienen conocen,
porque todos están en el secreto...

Xavier Villaurrutia

NO ES SU NOBLEZA



Suaves vendas de marfil y verde hoja
las cortinas.
Ellas también.
Al igual que los jarrones y los libros
cuyo lomo incita a la caricia,
al igual que el abanico abierto en la pared.
También los muebles
y la máscara de paja.

Y hasta los peces del acuario
te saben mirar así,
como si fueran bustos de varones patrios,
estáticos caballos
montados por jinetes de baraja./

Poema No es su nobleza la del cisne
de María Ángeles Maeso

PRETÉNDEME BLANCA



...Y cuando hayas puesto
En ellas el alma
Que por las alcobas
Se quedó enredada,
Entonces, buen hombre,
Preténdeme blanca...

Alfonsina Storni

COMO AUSENCIA EXTENDIDA



...como un fantasma blanco,
al borde de la espuma,
en mitad del viento,
como un fantasma desencadenado, a la orilla del mar, llorando.

Como ausencia extendida, como campana súbita,
el mar reparte el sonido del corazón...

Pablo Neruda

EN EL CAMINO...



En el camino hay un silencio de palabra imposible
La tarde reza en ermita de fuego
Sobre el despoblado
hacen penitencia las sombras...

Norah Lange

GUARDÉ EL COLOR



Guardé el color de aquel cielo
en un rincón de la playa,
recuerdo que fue en enero
cuando la arena quemaba,
recuerdo que ya no estabas
y aún lo recuerdo, pero a veces...
no tanto...

Jorge Zanguitu Fernández

VIENTO



¡Viento, viento, viento
viento que revienta en la cara!

El viento que canta
Unido a mis huesos:
Voz suave, de agua...

Andre Cruchaga

ÚLTIMAS LUCES



El hombre nacido en la pampa tiene todo el cielo y todas las estrellas que parece que se le vienen encima. Tiene las primeras luces del sol a la mañana y las últimas del anochecer. El horizonte es la primera abstracción para el hombre, ya que es una línea que se ve pero que no existe, porque en la medida que avanza, se aleja más. Nunca va a encontrar el horizonte, sin embargo está ahí. Entonces el canto de ese hombre es reflexivo, intimista, profundo, como asombrado por la grandeza de la inmensidad.

Suma Paz

LAS MANOS CON CARDOS



...Que si en tiempo de estío
se me encienden las manos con cardos, con ortigas,
que al llegar el invierno los sienta como escarcha en mi tejado...

Antonio Colinas

ASOMA UNA ABEJA



Cruza la tarde
se oye el zumbido,
golpeando las alas
asoma una abeja...

Jorge Zanguitu Fernández

HABITACIÓN LEJANA



...Sé que me acordaré del ruido
de un water en alguna habitación lejana del hotel,
su triste catarata de bolsillo, su inevitable recurrencia...

Julio Cortázar