sábado, 25 de febrero de 2012

PROMESA DEL VERANO



...del que sin dejarse detener
por la dorada promesa del verano
atisba en tus facciones,
despojos
cuya gloria
duerme al sol, obstinada...

Alberto Girri

EL TIEMPO NO DUERME



...El tiempo no duerme en su aventura de vigía.
A veces, ciertamente, nos desnuda
Y nos atraganta su aliento.
A veces saca sus dulzainas,
Y su pañuelo herrumbro;
Y, aunque rebasa nuestras agonías,
Es solo una profunda sed que aprieta
Los palpitos de la vida.

Andre Cruchaga

ILUSIÓN MARINA



...Su pensamiento tiene un vuelo de gaviota,
que ha visto un pez de plata en el agua saltar.
Y piensa: "Es esta vida una ilusión marina
de un pescador que un día ya no puede pescar."

Antonio Machado

AQUELLA TARDE



Aquella tarde única se ha quedado en mi alma.
Su luz flota en la sombra de mi noche interior...

Manuel Magallanes Moure

SU MIRADA AMARILLA



...Y el sol el sol
su vuelo
su celeste desidia
su quehacer de amante de ocioso
su pasión
su amor inacabable
su mirada amarilla
cayendo y anegándose por lo puro del cielo
como un borracho ardiente
como un muerto encendido
como un loco cegado en la mitad del día.

Idea Vilariño

SI LOS SUEÑOS



...si los sueños y ensueños
son como ritos
el primero que vuelve
siempre es el mismo...

Mario Benedetti

CENIZAS



...por el cielo fugaz
de una rosa abierta,
el que perfuma la tarde
y sus cenizas.

Luis Alvarenga

JUNIO PRESENTE



...Todo se dispersa. Mayo se deja encadenar por el
pintor, y el artista y el mes se van con sus
resplandores a otra parte.
Junio se hace presente con sus altanerías...

Francisco Hernández

ME VISITÓ UNA NUBE



Me visitó una nube.
y me dejó al marcharse
su contorno de viento...

Roberto Juarroz

ESPLENDOR DE LOS DÍAS



...Verde o negro, tu rostro sin reflejos
anuncia los meses helados de melancolía,
la neblina que no aclara, el fulgor que no estremece.

Sólo entre sombras te conozco. Apariencia
temible, luz necesaria, esplendor de los días.

Alejandro Oliveros

SIERRAS LEVANTADAS



...¡Oh fértil llano, oh sierras levantadas,
Que privilegia el cielo y dora el día!...

Luis de Gongora