jueves, 17 de mayo de 2012

EL CARDO HIRVIENDO


...Vi las esferas del sudor y los insectos en la dulzura, 
luego, el crepúsculo en sus ojos, 
después, el cardo hirviendo ante el centeno y la fatiga de los 
pájaros perseguidos por la luz. 

Antonio Gamoneda

No hay comentarios: