domingo, 31 de agosto de 2014

EL TIEMPO

...El hombre canta mariposas
La mujer se las come hambrienta
El hombre llora una lluvia de estrellas sobre el frutero
La mujer le da una cerveza por el tallo
El hombre cree que es una flor y se marchita
La mujer se apresura a componerlo
El hombre pone cara de reloj descompuesto
La mujer intenta conciliar el sueño
El hombre dice el tiempo se ha apagado.

Leticia Luna

NO ESTARÁS

Y sé muy bien que no estarás.
No estarás en la calle,
en el murmullo que brota de noche
de los postes de alumbrado,
ni en el gesto de elegir el menú,
ni en la sonrisa que alivia
los completos de los subtes,
ni en los libros prestados
ni en el hasta mañana.

No estarás en mis sueños,
en el destino original
de mis palabras,
ni en una cifra telefónica estarás
o en el color de un par de guantes
o una blusa...

Julio Cortázar

TAL VEZ EL REFLEJO

...Tal vez el reflejo con que el astro vibra
hiriendo las aguas con mágica fibra,
hace que la espuma que en la margen deje,
como mujer virgen de amores se queje...

Max Jara

DE TIERRA

...esta mujer va por un campo yerto,
entre zanjas abiertas, zanjas antiguas, zanjas recientes,
y tristes caballones,
de humana dimensión, de tierra removida,
de tierra...

Damaso Alonso

EL QUE MADRUGA

¡Qué dulce es una cama regalada!
¡Qué necio, el que madruga con la aurora,
aunque las musas digan que enamora
oír cantar un ave la alborada!...

Manuel Breton de los Herreros

HORIZONTE DE SUSPIROS

...país de soledad, adentro del cual golpea y revienta el océano,
y es una enorme isla, tan pequeña, que da espanto, y gira rugiendo,
porque dos criaturas están abrazadas;
huele a agua mojada, a paloma amarilla, a novela, a laguna, a vasija de 
otoño,
y un horizonte de suspiros y sollozos
suspende una gran tormenta sobre las nuestras cabezas...

Pablo de Rokha

DESDE ALLÍ

...el viento que sopla desde allí, 
y el cielo de cristal.
Nadie en las dunas...

Miguel Arteche

SOLEDAD

...aunque sea preguntándote a solas
que vendrá después
de la soledad.

Mario Benedetti

ARROYITO DE MI PUEBLO

...Cuando mis pasos transiten
horizontes sin fronteras
mi alma saldrá a buscarte 
arroyito de mi pueblo...

Alfredo “Pituco” Martínez

PLAYA DESIERTA

¡Mirad!, ya la tarde fenece… 
La noche en el cielo 
despliega su velo 
propicio al amor. 

La playa desierta parece; 
las olas serenas 
salpican apenas 
su dique de arenas, 
con blando rumor...

Gertrudis Gomez de Avellaneda

DESTINOS

...Cuántos años de pala y california, 
de esquinero, manea y varillones, 
y aguantando la lluvia en los galpones, 
puntear el barretón, maza y bigornia. 

No hay torniquete pa estirar destinos, 
ni un ocho liso pa añadirle vida. 
Al zafe de la púa va la herida 
como un pájaro rojo y peregrino...

José Larralde